¿Cómo respirar bien para entrenar fuerza?
La regla básica es simple: al levantar el peso (fase concéntrical, exhala; y, al bajar el peso (fase excéntrica), inhala.
Integra tu respiración de manera que lo hagas en automático. Un buen truco: imagina que estás soplando el peso fuera de ti.

¿Qué pasa si aguanto la respiración al levantar?
Te quedas sin aliento, lo cual puede incrementar la presión en tu abdómen. Las arterias se comprimen y se detiene el floujo sanguíneo. La presión arterial se eleva y, por un breve momento, los órganos vitales no reciben el suficiente oxígeno. En ves de esto, tensa los músculos del torso y controla tu respiración como se describe arriba.