Fumar:
Al aumentar el monóxido de carbono en el cuerpo, los músculos no reciben suficiente oxigeno lo cual disminuye su desempeño. Con menos oxigeno disponible para los músculos sus contracciones son mas débiles. Esto significa que no podrás levantar mucho peso.

Beber:
El alcohol puede cubrir los músculos con una capa de grasa y perturbar hormonas importantes para construir musculo. Si bebes regularmente, pueden caer tus niveles de testosterona. Y eso no solo afecta tu desempeño si no también la lívido.

Exagerar:
Si trabajas demasiado puede que no duermas lo suficiente. ¿El Problema? Los músculos se recuperan mejor durante el sueño. Además: Si estas cansado, entrenaras con menor intensidad.